jueves, 3 de septiembre de 2015

¡¡RECUPEREMOS LA SALUD DE NUESTRA PIEL!!


Durante los meses de verano y, debido a la concurrencia de diferentes factores estacionales como las altas temperaturas, el continuo sol sobre nuestra piel o la falta de hidratación, exponemos nuestra piel a una serie de situaciones en las que se ve seriamente dañada. Para compensar estos daños deberemos conocer una serie de recomendaciones o consejos para mantenerla hidratada y en las mejores condiciones para que nuestra piel siempre luzca radiante y saludable. 

Los Riesgos Del Sol En Nuestra Piel 
Las largas exposiciones al sol, junto con las altas temperaturas, producen efectos devastadores sobre nuestra piel, que se envejece de forma prematura, al igual que aparecen manchas y arrugas. Por eso, después del verano es común que nuestra piel esté deshidrata, seca, escamada, con la pigmentación irregular y con opacidad.
Limpieza, exfoliación, hidratación y nutrición son los cuatro cuidados clave para devolverle a tu piel esa suavidad y brillo natural propios de una piel hidratada. Aunque en muchas ocasiones y casos concretos será necesaria la realización de “Tratamientos Especiales o Extras” para paliar las lesiones producidas por el sol en nuestra piel.
En este sentido, la limpieza facial tiene que ser una práctica de higiene diaria obligatoria para eliminar las capas de grasa, células muertas, polvo y otros residuos que el maquillaje deja en la piel, pues si no lo hacemos a diario entorpeceremos el funcionamiento normal de las glándulas y poros.


 Riesgos Dermatológicos De Una Piel Sin Cuidados 
A la hora de hidratar la piel has de saber que tendrás que hacerlo tanto de forma exterior como interior. Es decir, la hidratación de la piel va más allá del uso y aplicación de lociones o cremas, tendrás que ingerir abundantes líquidos a diario al igual que prestar especial atención a tu dieta. En este sentido, las frutas y verduras cuentan con una poderosa fuente de antioxidantes muy recomendada para paliar los efectos que el sol ha provocado en nuestra piel durante el verano.
Los problemas derivados de la falta de hidratación en la piel pueden afectar a las capas más profundas, haciendo que estos daños sean irreversibles en nuestro cutis. Por ello, a la vuelta de las vacaciones de verano se recomienda hacer un Seguimiento Facial Y Un Cambio De Tratamiento para la nueva temporada, más adecuado a las nuevas necesidades de la piel y para prolongar tu bronceado y devolverle a tu piel la suavidad e hidratación que tanto necesitan.

Recomendaciones que pueden ayudar a reparar los daños ocasionados por el sol y a prevenir futuras complicaciones en la piel:

1.      Reponer la hidratación de la piel con fórmulas específicas.

2.      Durante el verano la piel se ensucia, aunque no lo parezca. Es recomendado hacer una limpieza facial adecuada con productos suaves y exfoliación.

3.      Si las manchas se han acentuado o han reaparecido es conveniente realizar un peeling, con el Set de Micro DermoAbrasión.

4.      Mientras que en el verano se aconseja utilizar cremas regeneradoras e hidratantes, al comenzar el otoño lo ideal es aplicar cremas con principios activos más fuertes, tienen un efecto rejuvenecedor.

5.      Beber abundante agua o zumos. Es importante que este cuidado se extreme durante el verano para que sus efectos se prolonguen.

6.      Seguir una dieta equilibrada que incluya alimentos con vitamina A y C, como las zanahorias y los carotenos.

7.      Hacer un peeling físico para que las células muertas se pierdan y la piel se regenere.

8.      Si decide someterse a fotodepilación después del verano es muy importante que hayan pasado entre 15 días y un mes después de la última exposición solar. No acudir a un centro de depilación hasta que no haya desaparecido la marca del bikini. “Cuando la piel está morena los láseres pueden quemar la piel y la mayoría de los efectos secundarios con láser de depilación se producen en esa época”.

9.      Continuar aplicando cremas con fotoprotección.


10.  En el otoño se debe buscar maquillaje en forma de cremas o fluidos, que son más hidratantes y no resecan la piel.

Si estás interesad@ en Recuperar la Salud de tu Piel ¡Consúltame haciendo click aquí!

¡¡Feliz Día!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario