viernes, 22 de abril de 2016

Jornada sobre la Protección E Internalización De La Marca En El Sector De La Moda

#fundacionpons

Coco Chanel decía: “La moda no existe sólo en los vestidos. La moda está en el cielo, en las calles. La moda tiene que ver con las ideas, la forma en que vivimos, lo que está sucediendo”

A día de hoy, la industria textil está en pleno auge siendo una fuente importante de creación de empleo, innovación, creatividad y competitividad que debe protegerse a través de la Propiedad Intelectual e Industrial. La propiedad intelectual e industrial es la herramienta jurídica que protege nuestras creaciones: patentes, diseños, marcas, secretos industriales, derechos de autor, defensa de la competencia desleal, copyright… para ello, habrá que determinar la protección más adecuada a cada caso y donde queremos protegerlo; si a nivel nacional, comunitario y/o internacional. Sin embargo en el mundo de la moda es un tema complejo, debido a tres características principales: su temporalidad, su multiplicidad y su vocación internacional.

La moda es reflejo de la cultura y actualidad social de un país, por lo tanto se ha visto afectada por la crisis económica, cambiando no sólo los diseños de la vestimenta y complementos sino también, disminuyendo el consumo y obligando a muchos empresarios a rein­ventarse o cerrar. Además de afrontar el nuevo reto de la era digital 3.0.

El pasado ocho de abril asistí a una jornada en el Fundación Pons sobre la Internalización de la Marca en el Sector de la Moda, como idea a destacar nos explicaron que la creación de una marca es un  proceso co-creativo donde intervienen individuos: la empresa, los clientes y la sociedad, que se desarrolla en diferentes etapas: inocencia, rebeldía y madurez. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el nombre y la marca son diferentes, por tanto, durante su creación no se puede perder la esencia: la autenticidad, la relevancia al público, ser coherente y consistente en tiempo.

A la hora de internacionalizar la marca estudiamos el caso de Intropia y Mr Boho. Ellos utilizan un modelo multi-marca ayudándose de agencias y distribuidores en los diferentes países. Igualmente, es recomendable asistir a ferias de moda para posibilitar el acceso a un país, teniendo en cuenta que no se debe ser impaciente, sino que hay que tener una estrategia. Todo ello, sin olvidarse de adaptar la marca a los diferentes mercados y conocer las necesidades de los clientes. Asimismo, durante el proceso de internalización pueden existir problemas de copia o plagio, para ello es conveniente realizar un registro preventivo de la marca, o dicho de otro modo, registrar aquellas categorías que aunque todavía no se utilicen, puedan ser necesarias a la hora de expandir la marca como por ejemplo; en belleza o perfumería.

Para concluir quiero remarcar la diferencia entre un diseño y “la moda” con este ejemplo; por un lado tenemos los Bolsos Birkin, con un diseño permanente y perdurable en el tiempo, el cual debe registrarse para obtener la protección a través de un derecho exclusivo; y por otro lado, la moda no se puede registrar ya que existen muchos diseños en cada colección, caracterizándose por ser efímeros. Como posible solución a la copia o plagio se ha empezado a introducir un nuevo modelo de negocio, consistente en poder adquirir la nueva colección al mismo tiempo que se da a conocer, evitando de esta manera el parón de seis meses entre la divulgación de la colección y su venta al público.

Clara Martín

No hay comentarios:

Publicar un comentario